El proyecto de ley de la legislatura estatal podría eliminar a los votantes infrecuentes de la lista de votación anticipada

Los hábitos de voto inconsistentes de los estudiantes y la falta de votar en dos elecciones pueden eliminarlos de la lista permanente de votación anticipada

El Senado de Arizona ha revivido un proyecto de ley que haría la lista permanente de votación anticipada, o PEVL por sus siglas en inglés, ya no sea permanente.

El Proyecto de Ley del Senado 1485, patrocinado por la representate Michelle Ugenti-Rita (R-Scottsdale), requeriría que los votantes de Arizona usen su boleta por correo en ambas las elecciones primarias y generales por dos ciclos electorales consecutivos para permanecer en la PEVL, la que permite a los votantes recibir automáticamente una boleta por correo anticipada para cada elección.

El proyecto de ley podría eliminar a miles de votantes registrados de Arizona de la lista de votación anticipada. Si hubiera estado en vigor durante los dos últimos ciclos electorales, alrededor de 200.000 personas — esas que no votaron en ninguna de las elecciones primarias o generales de 2016 y 2018 — habrían sido eliminadas. 

Si se aprueba el proyecto de ley, los funcionarios enviarán un aviso a estas personas y los que no respondan serán eliminados de la lista.

Los partidarios del proyecto de ley lo consideran una medida para limpiar las listas de votantes. El representante Jake Hoffman, republicano por Queen Creek, dijo que eliminaría a los votantes inactivos de recibir boletas para que "nuestros contribuyentes no tengan la carga de enviar boletas una y otra vez".

Pero los demócratas argumentan que es otro intento de reprimir a los votantes.

En ASU, el 48,2% de los estudiantes votó temprano y el 14,6% votó por correo en 2018, según un informe del Estudio Nacional de Aprendizaje, Votación y Participación. Durante las últimas décadas, los datos del censo muestran que las personas de 18 a 29 años tienen los patrones de votación más inconsistentes en comparación con otros grupos de edad.

Esta inconsistencia puede llevar a una oportunidad perdida, dijo Emma Burns, la organizadora de supresión de votantes de la Asociación de Estudiantes de Arizona, una organización no partidista dirigida por estudiantes dedicada a representar los intereses de las tres universidades públicas de Arizona.

Burns señaló que el proyecto de ley dañaría a los estudiantes de ASU en el PEVL que pueden saltarse una elección por varias razones y ser eliminados de la lista de votación anticipada.

"La carta no necesariamente tiene que ser recibida y reconocer que está siendo purgado (del PEVL)", dijo ella.

Burns cree que privaría a los votantes estudiantiles al dificultar el acceso a una boleta.

"Una vez que se registra para votar y se comprueba ese símbolo (PEVL), se confía en el hecho de que es permanente y no se tiene que volver a hacerlo", dijo ella.

Explicó que quienes desconocen de la legislación no pueden darse cuenta de la necesidad de votar de manera constante hasta el día de las elecciones, cuando podría ser demasiado tarde porque Arizona prohíbe el registro de votantes el mismo día.

"Los estudiantes no tienen el conocimiento arraigado en ellos de que necesitan votar constantemente (y) necesitan actualizar y verificar su registro", dijo ella.

Emily Sargent, una estudiante de primer año que estudia enfermería, dijo que le preocupa que el proyecto de ley del Senado resultaría en una menor participación de votantes entre los estudiantes, especialmente si no tienen que reconocer su posible eliminación del PEVL.

"La población estudiantil es una población realmente importante a la que llegar", dijo ella. "La legislación podría ser perjudicial para la cantidad de estudiantes que decidan votar en las próximas elecciones".

Sin embargo, los proponentes del proyecto de ley pueden tener otras razones para apoyarlo. Enviar menos boletas podría prevenir el fraude electoral al "reducir la oportunidad de que las boletas se envíen a personas que ya no están votando", según el representante Ugenti-Rita.

Sin embargo, los demócratas rechazan la idea de que el fraude electoral ocurre con la frecuencia suficiente para justificar el proyecto de ley.

Cyrus Commissariat, un líder de equipo del capítulo de Vote Everywhere de ASU, una organización no partidista que tiene como objetivo empoderar a los votantes, dijo que el fraude electoral por correo en Arizona es raro, citando las auditorías postelectorales posteriores a las elecciones de 2020.

"Han hecho auditorías, no hay fraude", dijo Commissariat, un estudiante de tercer año que estudia ciencias políticas, francés e historia.

En cambio, Commissariat cuestiona si la introducción del proyecto de ley se debe a una insatisfacción con los resultados de las elecciones.

"Cuando suficientes personas de color, jóvenes, estudiantes ... dicen que esto va a hacer significativamente más difícil para nuestra gente votar, tienes que preguntarte por qué siguen eligiendo seguir este camino", dijo él. 

SB 1485 es uno de varios proyectos de ley respaldados por los republicanos que están avanzado por la legislatura de Arizona y que propone procedimientos de votación por correo más estrictos.

El Senado aprobó la medida y espera una votación final en la Cámara.


Comuníquense con la periodista a omccann1@asu.edu y sigan a @ocmccann en Twitter.

Denle Like a The State Press en Facebook y sigan a @statepress en Twitter.

Continúen apoyando el periodismo estudiantil y consideren donar a La Prensa Estatal (The State Press) hoy.


Get the best of State Press delivered straight to your inbox.


×

Notice

This website uses cookies to make your expierence better and easier. By using this website you consent to our use of cookies. For more information, please see our Cookie Policy.