ASU requerirá que todos los empleados reciban la vacuna contra COVID-19

Todos los empleados de la Universidad, incluyendo los empleados estudiantiles, deberán mostrar prueba de su vacuna contra COVID-19 o recibir adaptaciones antes del 8 de diciembre

ASU ahora requiere que todos los empleados, incluyendo los profesores, el personal y los trabajadores estudiantiles, tengan la vacuna contra COVID-19 antes del 8 de diciembre. Los empleados pueden mostrar prueba de vacunación o solicitar una acomodación por motivos médicos o religiosos.

Esto se produce en respuesta a la orden ejecutiva del presidente Joe Biden del 9 de septiembre que requiere que todos los empleados de los contratistas federales reciban las vacunas contra COVID-19.

"Es esencial que los empleados federales tomen todas las medidas disponibles para protegerse y evitar transmitir COVID-19 a sus compañeros de trabajo y miembros del público", decía la orden. "El CDC ha descubierto que la mejor manera de hacerlo es vacunándose".

Dado que ASU recibe "cientos de millones de dólares en fondos federales a través de subvenciones y contratos cada año", la Universidad está sujeta a seguir el mandato federal, dijo Chris Fiscus, un portavoz de la Universidad, en un correo electrónico. El uso continuo de estos fondos es "esencial para la misión de ASU como una universidad pública de investigación integral, así como para la economía de Arizona", escribió en un correo electrónico. 

Las otras dos universidades públicas de Arizona, NAU y UA, anunciaron el viernes requisitos de vacunas similares para cumplir con la orden federal antes del 8 de diciembre.

Julie Newberg, portavoz del Arizona Board of Regents, la organización rector del estado sobre las universidades públicas, atribuyó la razón del reciente anuncio de cumplimiento a los fondos del gobierno.

"Las universidades tienen cientos de millones de dólares en contratos federales, que financian esfuerzos críticos de investigación, empleo y educación", dijo Newberg en un correo electrónico. "Respetamos las opiniones individuales con respecto a la vacuna y incluiremos adaptaciones por discapacidad (incluyendo las médicas) y religiosas de conformidad con las reglas federales".

Desde mediados de septiembre, alrededor del 85% de los profesores y el 80% del personal estaban vacunados contra COVID-19. ASU tiene más de 20.000 empleados, incluyendo profesores, personal y trabajadores estudiantiles, escribió Fiscus.

Los detalles sobre el mandato aún se están finalizando, dijo Fiscus, por ejemplo, si los empleados que no reciben vacunas deberán someterse a pruebas de COVID-19 con regularidad, o qué sucederá si los empleados no cumplen. El requisito de la vacuna no afecta a los estudiantes que no tienen trabajos universitarios.

Los empleados que desean solicitar una exención médica o religiosa pueden hacerlo aquí, en el sitio "Alojamiento en el lugar de trabajo" de la Universidad. Los empleados y estudiantes pueden cargar el estado de sus vacunas a través de su portal de salud.

La Universidad aún está ultimando los detalles sobre los específicos del requisito y se darán más detalles a medida que se acerque el 8 de diciembre.

El editor Wyatt Myskow contribuyó al informe de este artículo.



Comuníquense con el periodista a mcfisch4@asu.edu o sigan a @morgfisch en Twitter.

Denle Like a The State Press en Facebook y sigan a @statepress en Twitter.

Continúen apoyando el periodismo estudiantil independiente y consideren donar a La Prensa (The State Press) hoy.


Get the best of State Press delivered straight to your inbox.

×

Notice

This website uses cookies to make your expierence better and easier. By using this website you consent to our use of cookies. For more information, please see our Cookie Policy.