Skip to Content, Navigation, or Footer.

Hispanic Heritage Month: Estudiantes latinos e hispanos de ASU buscan impactar a la sociedad con sus carreras

Líderes de clubes latinos e hispanos de ASU comparten cómo planean retribuir e impactar positivamente a la comunidad latina en su trayectoria profesional

morgan-kubasko-915-prensa-hhm.png

Los estudiantes hispanos e latinos de ASU discuten cómo planean retribuir a su comunidad con sus carreras profesionales.


Sergio López, Pablo Casanova y Marisol Ortega son tres estudiantes de la Universidad estudiando distintas profesiones pero con una función en común: son presidentes de clubes con mayor importancia para los estudiantes hispanos en ASU.

López nació en los Estados Unidos pero se crió en Culiacán, Sinaloa, México. Estudia su último año de ingeniería mecánica y actualmente es el presidente de la Sociedad de Ingenieros Profesionales Hispanos de ASU, (SHPE por sus siglas en inglés).

La organización SHPE de ASU se dedica a ayudar a los estudiantes hispanos a que alcancen su máximo potencial a través del desarrollo de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, (STEM por sus siglas en inglés).

“No solo los ayudamos a que puedan sobresalir dentro de la escuela, sino también a sobresalir en el ámbito profesional”, dijo López.

López cree que existe una disparidad en el campo profesional STEM, que busca reducir preparando a los estudiantes con todos los recursos necesarios; como tutoría profesional y eventos de networking para que puedan ampliar todos sus conocimientos. De esta manera, espera demostrar a las empresas la importancia de diversificar la fuerza laboral.

“Todas las compañías que contratan a los estudiantes ingenieros del club siempre regresan al siguiente año queriendo contratar a más”, él dijo. “Esa es nuestra meta al final del día”.

Como presidente de su club, López apuesta por enfatizar habilidades que tienen un papel fundamental en la vida de los estudiantes, como temas relacionados con impuestos, beneficios crediticios, tarjetas bancarias, entre muchas más.

“Para las personas que ya saben les puede parecer muy sencillo”, dijo López. “Pero en el club tenemos a personas con diferentes niveles de aprendizaje”.

Agregó que parte del dinero que SHPE de ASU se gana por patrocinios lo utilizan para patrocinar a los estudiantes en convenciones nacionales; comprando los boletos de vuelos, los boletos de las feria de empleos, y si cabe la posible, también el hospedaje.

Su meta en el club es poder establecer a SHPE como uno de los mejores clubes de hispanos en la ASU para que los estudiantes recién ingresados tengan un amplio conocimiento de todos los beneficios que ofrece el club y el apoyo que hay entre los miembros del club con los expertos en la especialidad.

“Me gusta ayudarlos con las herramientas más importantes para su profesión”, él dijo. “Que las personas puedan terminar este año más preparadas”.

Al igual que Lopez, Pablo Casanova es otro joven líder de su organización que promueve la integración de los estudiantes hispanos para una mejor representación en la sociedad.

Casanova de 20 años de edad es presidente de la Asociación de Profesionales Latinos Para América de ASU (ALPFA en inglés), un club creado por profesionales latinos con el objetivo de expandir el liderazgo estudiantil en la fuerza laboral global.

La magnitud de convenios que ALPFA tiene con empresas, recursos y mentores es inexplicable, según Casanova. Agregó que busca guiar y mostrar el camino adecuado a todos los miembros del club, basado en la participación y la colaboración en equipo.

“Inmediatamente me enteré de los recursos que ofrecía el club y fue casi de inmediato que tuvo un impacto en mi vida”, dijo Casanova. “Lo que yo he logrado, todos lo pueden hacer. Es cuestión de tener confianza en sí mismo y no dejar que nada obstruya tu camino”.

También resaltó el enfoque primordial del club hacia los estudiantes hispanos en poder enfrentar el conformismo y poder ejecutar metas superiores. Casanova se siente afortunado de disponer de una beca valiosa que permite costear sus estudios en la ASU. No obstante, es consciente que no todos los estudiantes disponen con ese mismo beneficio.

“En un futuro no muy lejano me gustaría ayudar a las familias hispanas a entender el tema de finanzas ya que a veces puede ser algo difícil de entender”, dijo Casanova. “Desde muy temprana edad es muy importante inculcar ese valor a los niños”.

Hasta el momento, Casanova ha logrado concretar diferentes pasantías con empresas prestigiosas que han aportado mucho a su conocimiento. Entre ellas se encuentran, PWC (PricewaterhouseCoopers) y The Vanguard Group, Inc. Todo esto fue posible gracias a las conexiones que hizo en el club, según él.

“Nunca se debe dejar de aprender”, él dijo. “Yo quiero que la gente me vea como un ejemplo a seguir y como una fuente de inspiración”. 

El impacto de los jóvenes líderes en la sociedad es la mentalidad para la construcción de un mundo mejor, la habilidad de ver el mundo de una manera diferente acorde a sus ideas y percepciones, según Casanova. “Nosotros somos los únicos que vamos a preocuparnos por nuestro futuro”, dijo. “Tenemos más enfoque en la equidad, igualdad económica, de género, en el tema ambientalista y de finanzas”.

Alan Quezada, presidente de finanzas de ALPFA ASU, trabaja junto a Casanova con el mismo objetivo y dijo que el motivo principal para unirse a ALPFA ASU fue el saber que es un club de latinos líderes donde prima la generosidad.

Quezada destaca la importancia de la solidaridad que existe en el club, la disposición que cada uno tiene con el otro para poder ayudarse y animar a esta nueva generación a construir un mundo mejor.

“Te ayudo solo porque eres mi amigo, porque eres mi hermano”, dijo Quezada.

Ambos coincidieron de que existe esa percepción de que no hay suficientes latinos con cargos importantes a nivel profesional en Estados Unidos.

“Cuando uno ingresa a la escuela de negocios y se pone a ver quienes son los ejecutivos, los que están al frente; es muy raro ver a los hispanos ahí”, dijo Casanova.

En el otoño de 2021, solo 3622 estudiantes latinos/hispanos estaban inscritos en la W. P. School of Business en ASU, según documentos proporcionados por la universidad. Los estudiantes latinos representaron el 19,7 por ciento de la cantidad de estudiantes matriculados en W. P. Carey. Sin embargo, este número ha ido en aumento, de solo 2324 estudiantes latinos y hispanos matriculados en la escuela en el otoño de 2016.

Casanova agregó que el simple hecho de encontrar más hispanos en el ámbito de negocios, con ambición de superarse, es motivación suficiente para querer hacer más. También dijo que la mejor forma de que los jóvenes líderes realicen un impacto en la sociedad es conectándolos con profesionales en el campo laboral y tener ese network donde puedan encontrar esas oportunidades en la sociedad.

“El rol de los jóvenes en la sociedad es empoderar a los demás, no solo salir adelante ellos mismos, sino también compartir y contagiar el éxito a otros”, dijo Casanova.

ALPFA de ASU está en un constante trabajo para crear más oportunidades y agregar valor a los profesionales latinos para un cambio en la sociedad. Si bien es cierto que la organización fue creada en un principio con un enfoque en el campo de finanzas, en la actualidad, tanto Casanova como Quezada, destacan la ampliación del club al campo general de negocios y la bienvenida de todo aquel estudiando. 

Por otro lado, Marisol Ortega, estudiante de último año de relaciones públicas, es la presidente de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos, (NAHJ-ASU por sus siglas en inglés).

Ortega dice que ser periodista sin importar la raza ni nacionalidad, implica querer hacer un cambio en la comunidad. Sin embargo, ser periodista de origen latino/hispano tiene más responsabilidad en su comunidad y de gran influencia.

“Tenemos que asegurarnos que la representación en la televisión de habla hispana sea buena y que las historias que se cuentan sean precisas”, dijo Ortega. 

La percepción que tiene Ortega de los estudiantes es que todos deciden unirse al club con el mismo propósito de hacer un cambio positivo en la sociedad. “Tenemos la habilidad de hablar español y llegar a nuestra comunidad informándoles sobre temas de inmigración, por ejemplo”, ella dijo.

También dijo que NAHJ-ASU principalmente ayuda a los estudiantes con la orientación a su carrera o al entorno general de la universidad. Sobre todo cuando el estudiante viene de una familia que no ha tenido la oportunidad de desarrollar una carrera profesional que pueda servir como fuente de información.

Los padres de Ortega eran estadounidenses de primera generación que asistieron a la universidad. Está orgullosa de que sus padres se hayan graduado de ASU, aunque entiende que no todos los estudiantes tienen esa ventaja.

“Muchas veces esas habilidades que necesitamos no nos enseñan, especialmente cuando venimos de una comunidad donde mucha gente no fue a la universidad o no tienen experiencia en ese mundo profesional”, dijo Ortega.

A comparación de otras comunidades, Ortega piensa que la comunidad latina enfrenta un sistema no diseñado para ellos aún peor porque siguen siendo relativamente nuevos para los Estados Unidos. Y que no han tenido la oportunidad de tener generaciones de latinos que puedan alentarlos.

“Por eso creo que es importante que los latinos estén en los medios de comunicación, porque esa representación es importante y es esencial para normalizar la experiencia latina aquí en los Estados Unidos”, ella dijo.

Un aspecto importante que sorprende a Ortega es la falta de estudiantes hispanos en la Walter Cronkite School of Journalism and Mass Communication, la escuela de periodismo de ASU, ya que Arizona es un estado con una gran población hispana.

“Mi objetivo es, con suerte, cambiar eso y convertirlo en algo más, no un club social, sino un lugar donde las personas puedan encontrar apoyo social y encontrar una comunidad que ayude a mejorarse mutuamente”, dijo Ortega.

SHPE ASU, ALPFA ASU y NAHJ-ASU son tres organizaciones con metas diferentes pero con el mismo propósito de querer impulsar a la comunidad de estudiantes hispanos a la superación profesional a través de los recursos necesarios que permitan acceder a un trabajo valioso y que pueda dejar huella en la sociedad. 

Editado por Brenda Muñoz Murguia y Greta Forslund.


Comuníquense con la periodista a jveradia@asu.edu y sigan a @JimenaVera92 en Twitter.

Denle Like a The State Press en Facebook y sigan a @statepress en Twitter.


Continue supporting student journalism and donate to The State Press today.

Subscribe to Pressing Matters



×

Notice

This website uses cookies to make your expierence better and easier. By using this website you consent to our use of cookies. For more information, please see our Cookie Policy.