Skip to Content, Navigation, or Footer.

Dentro de las colecciones de la biblioteca de ASU: El proceso de archivo y curación

Las colecciones en la biblioteca de ASU consisten de las fuentes primarias y secundarias con la meta de educar la comunidad

la prensa biblioteca.jpg

La Sala de Lectura Wurzburger en la Hayden Library se muestra el martes 9 de marzo de 2021, en Tempe.



Archivos sirven como una lente para que la gente entienda el pasado y ve cuentas de primera mano de la historia a través de fotografías, periódicos y otros documentos.

En ASU Library, millones de estos documentos y otros recursos educativos se une para crear un hogar para más de 15 colecciones, cubriendo temas como la Universidad y la historia del estado.

También, las colecciones tienen recursos importantes sobre varias comunidades y gente para los estudiantes y otros entender y aprender más sobre la historia de estos grupos. 

Con la pandemia en curso, las colecciones han sido abiertas a la comunidad de ASU por un número limitado de horas para verlas en persona. Sin embargo, la biblioteca ha estado trabajando en la digitalización de más colecciones y recursos para el público obtener acceso fácilmente. 

Las colecciones han obtenido por donantes y asociaciones con las organizaciones sin fines de lucro y museos locales para preservar las partes tangibles de la historia. De ahí, los archiveros y conservadores trabajan juntos para procesar y manejar los artículos en una colección.


El proceso de crear una colección

Materiales para crear las colecciones han obtenido mayormente en dos maneras. En algunos casos, los donantes donarán materiales que ellos han coleccionado. En otros casos, las bibliotecas tienen que investigar y buscar los materiales por colaboraciones con museos locales u organizaciones sin fines de lucro.

Cuando la Library recibe donaciones grandes, podría resultar en una nueva colección; o, si hay un tema específico en mente para una, los conservadores revisarán por los materiales que ya están en la Library y verán lo que se podría obtener por una colaboración para formar una nueva colección.

Renee James, la conservadora de la Greater Arizona Collection, dijo que el trabajo ha completado por conservadores. 

"(Conservadores) están más involucrado en la recolección de los materiales por el trabajo con los donantes, la construcción de las colecciones, y menos sobre el trabajo práctico con los materiales", dijo James. 

Después de la recolección de los materiales necesarios por la colección, archiveros procesan y analizan los materiales por su contexto histórico y significado de la colección.

Charmaine Bonner, archivista de procesamiento para University Archives, dijo que varias familias de individuos difuntos o fundaciones históricas han donado cartas y otros recursos primarios a la Library.

Bonner dijo que ella ordena los materiales que ella recibe para organizarlos basado en el tipo de material que son, como una fotografía o una carta, y posiblemente dividirlos más basado en su región o tema.

"Si una persona tuviera muchas fotografías, yo podría dividirlas más de eso, yo podría decir que esas son fotos de rostro, fotos de la familia, etc.", dijo Bonner. "Realmente depende en lo que tengo enfrente de mí mientras que estoy procesando".

Después del procesar los materiales, James dijo que los archiveros tienden a centrarse en manejar y crear descripciones para la colección para que el público vea. 

Colecciones en ASU Library

ASU Library tiene ambas colecciones internas y financiadas con subvenciones.

Hay cuatro principales colecciones internas: University Archives, Labriola National American Indian Data Center, Open Stack Collections and Distinctive Collections.

Otras tres colecciones, 100 Years of Grand, Community-Driven Archives and Future of Print, son proyectos subvencionados, los cuales reciben financiamiento de organizaciones diferentes. 

La Community-Driven Archive Initiative fue establecido en 2017 con el objetivo de recalcar los cuentos y las historias de las comunidades latines, negras, asiáticas y isleñas del Pacífico, y LGBTQ+. 

LEER MÁS: ASU relaunches blog to spark dialogue about underrepresented communities

Jessica Salow, especialista para University Archives, dijo que esta iniciativa era para interactuar con esas comunidades y hacerles saber que sus cuentos e historias importan.

"Hay una brecha histórica dentro de los registros de archivo aquí en Arizona que sólo cero a 2% de los archivos conocidos representan cada una de esas comunidades en particular", dijo Salow.

Debajo de las colecciones más grandes como los Community-Driven Archives son otras colecciones más pequeñas con más énfasis en un tema específico.

La Greater Arizona Collection contiene materiales que se centran en la política de Arizona, la minería, la historia laboral, la historia de Phoenix, la gestión del agua y la tierra, y la historia basada en la comunidad.

La colección contiene los papeles y discursos de exsenadores americanos Barry Goldwater y Carl T. Hayden.

También, hay más de 100.000 fotografías entre 1850 a 1977, mostrando el trazado en desarrollo de las ciudades y las escuelas en Arizona, entre muchas otras industrias y áreas de la historia de Arizona.

James dijo que ella espera que la gente tendrá una mejor comprensión de la cultura y historia política de Arizona de esta colección. 

"La importancia en como estas colecciones documentan eventos, la gente en las comunidades es accesible, y eso es muy importante comprender que estos son libres de acceder y solamente se necesita contactarnos", dijo James. 


Exposiciones digitales versus físicas

Exposiciones digitales contienen archivos y colecciones virtualmente. Estas exposiciones llegan a una audiencia más amplia porque no requieren que una persona viene y ver las colecciones en persona, dijo Julie Tanaka, conservadora para Rare Books and Manuscripts y jefe interino de Distinctive Collections. 

Las colecciones en persona pueden ser escaneadas y luego cargadas para formar una colección digital.

El proceso de digitalización involucra estableciendo metadatos para cada uno de los elementos que se digitalizan. Los metadatos consisten en datos sobre el título, el año y las palabras clave de la colección.

Tanaka dijo que las exposiciones físicas y digitales tienen un propósito similar pero configuraciones diferentes. Ella dijo que una colección digital se puede encontrar a través de una búsqueda simple en Google, "mientras que con una exhibición física, ya sabes, la gente es necesaria, podría encontrarlo más fácil a través de la publicidad y cosas así".

Las colecciones digitales proveen a los conservadores la oportunidad para hacer las colecciones más accesibles para la gente que podría tener discapacidades visuales o auditivas.

Tanaka dijo que una de las tareas emocionantes sobre su papel es actuar de enlace entre la facilidad y los estudiantes en el campus y otros colaboradores de la comunidad y universidades.

"Nosotros tenemos algo para todos tus conocidos si tenemos cosas serias, sino también tenemos una variedad amplia de materiales que oscilan entre, ya sabes, la ciencia ficción, el teatro americano, el cine, la televisión, la botánica, el herbario, la jardinería, lo que sea", dijo Tanaka. 


Comuníquense con la periodista a anatar12@asu.edu y sigan a @AnushaNat1 en Twitter.

Denle Like a The State Press en Facebook y sigan a @statepress en Twitter.

Continúen apoyando el periodismo estudiantil independiente y consideren donar a La Prensa (The State Press) hoy.


Anusha NatarajanDiversity Officer

Anusha Natarajan is in her third year at ASU studying sociology, history, and political science. She previously served as a reporter for the community and culture desk for four semester and helps with Spanish translation and oversees diversity efforts in the newsroom. 


Continue supporting student journalism and donate to The State Press today.

Subscribe to Pressing Matters



×

Notice

This website uses cookies to make your expierence better and easier. By using this website you consent to our use of cookies. For more information, please see our Cookie Policy.