Cómo el 'desamparo cultural' ha obligado a cuestionar las identidades

Algunos miembros de la comunidad multicultural de ASU han cuestionado su identidad debido a las opiniones de otros, pero han creado su propio espacio

Cuando Diya Patel se mudó de los Estados Unidos a la India, se sintió como una extraña en la patria de su familia.

Patel, una estudiante de primer año con especialización en estudios médicos, sintió que otros cuestionaron su identidad cultural una vez que comenzó la escuela secundaria allí.

"Sentí que nunca podría ser suficiente, así que simplemente renuncié", dijo Patel. "Me tomó un tiempo abrirme para aprender más sobre (mi) cultura".

Este sentimiento de "desamparo cultural" no es infrecuente, dijo Cristalís Capielo Rosario, profesora asistente de consejería y psicología de consejería en la College of Integrative Sciences and Arts.

"Estás en un punto intermedio en el que no sientes que perteneces a ningún lado", dijo Capielo.

Las hermanas mayores de Patel, que habían vivido en la India la mayor parte de sus vidas, así como sus compañeros de clase, solían burlarse de su acento cada vez que hablaba gujarati e hindi o se burlaban de ella por no conocer todas las tradiciones hindúes. A menudo la comparaban con sus compañeros que estaban más informados sobre su origen étnico compartido, lo que afectó su conexión con la cultura.

Se esforzó por asistir a los festivales escolares cuando estaba en la India y encontró el apoyo de amigos cercanos para cimentar mejor su conexión con las tradiciones hindúes y su cultura indio.

Patel tampoco está sola cuando se trata de que otros cuestionen su identidad cultural.

Algunos miembros de la comunidad ASU han experimentado lo que se siente cuando se cuestionan sus identidades culturales, incluso de aquellos dentro de su propia cultura. Ya sea que eso signifique ser ridiculizado por la apariencia de alguien o por la falta de conocimiento cultural, casos como estos pueden llevar a alguien a examinar su propia conexión con sus raíces culturales.

Capielo es de ascendencia puertorriqueña, nació y se crió allí hasta que se mudó a los Estados Unidos a los 17 años. Dijo que experimentó sentimientos de ser diferente a los demás cada vez que trataba de conectarse con otros puertorriqueños o estadounidenses.

Dijo que otros la percibían como "ni de aquí, ni de aya", que significa "ni aquí ni allí" en español puertorriqueño, en lo que respecta a su identidad cultural.

Las personas forman narrativas para reflejar cómo creen que alguien de una raza en particular debería verse o comportarse, dijo Capielo, y agregó que las personas pueden colocarse en una caja que determina si están "actuando bien" o no.

Avergonzar desde el interior de una determinada comunidad cultural se vincula con una opresión más amplia de las personas de color, dijo ella. "Cuando nos involucramos en esa narrativa de que (no eres suficiente) terminamos replicando la misma dinámica que nos oprimía", agregó Capielo.

Una forma de contrarrestar esto es creando un espacio personal en el medio de ambas culturas que le permita a alguien expresar su conexión cultural como mejor le parezca, dijo Capielo. "Nos resistimos a eso desarrollando nuestro propio sentido de identidad", agregó.

Redefinir lo que significa ser alguien que abraza su cultura étnica y hacer lo que los hace sentir más conectados puede ayudar a aliviar este sentimiento de "desamparo cultural".

Xavier Rollier, un estudiante de primer año que estudia psicología, es de razas mixtas — es blanco, negro, filipino y español. Desde muy joven, Rollier descubrió que la mayoría de las personas con las que se encontraba asumían automáticamente que era solo blanco, basándose en su apariencia de tez clara.

"Lo que suele pasar es que la gente me explica cosas y en función de cómo me veo; asumen que no entiendo cuáles son las experiencias (de alguien de color) y los sentimientos que están asociados con dicha experiencia", dijo él.

Rollier dijo que a veces ha tenido problemas para identificarse con sus etnias debido a los múltiples antecedentes de su familia y cómo lo han percibido los demás. Pero trata de no dejar que las opiniones de otras personas se interpongan en el camino de la autoaceptación — le encanta ser alguien de mezcla. Dice que hace que su vida sea más diversa.

"Nunca tuve una cultura sólida o concreta, y mirándola ahora, está bien porque puedo sacar de tantas cosas diferentes", dijo él. "Los amo a todos por igual porque soy yo".


Comuníquense con la periodista a agonz295@asu.edu y sigan a @adriana_gc_ en Twitter.

Denle Like a The State Press en Facebook y sigan @statepress en Twitter.

Continúen apoyando el periodismo estudiantil y consideren donar a La Prensa Estatal (The State Press) hoy.


Get the best of State Press delivered straight to your inbox.


×

Notice

This website uses cookies to make your expierence better and easier. By using this website you consent to our use of cookies. For more information, please see our Cookie Policy.