La facultad continúa con las solicitudes de más acomodaciones relacionadas con COVID

En una orden judicial, algunos profesores de ASU intenta detener la legislación que impide que se promulguen los mandatos de máscaras y vacunas

Múltiples grupos educativos de Arizona, junto con algunos profesores individuales de ASU, son demandantes en una orden judicial presentada el 12 de agosto contra el estado en un intento de evitar que las cláusulas relacionadas con COVID en los proyectos de ley de conciliación presupuestaria se promulguen a finales de este mes, el 29 de septiembre.  

Cuatro de los proyectos de ley de presupuesto del estado tienen prohibiciones contra los mandatos de máscaras y vacunas en las escuelas y universidades públicas del estado. Durante los argumentos orales del lunes, los demandantes dijeron que los mandatos no siguen las propias reglas constitucionales del estado, según el Arizona Center for Investigative Reporting

A lo largo de la pandemia, la facultad y el personal de ASU han creado conciencia sobre sus demandas de una aplicación más estricta de los mandatos de máscaras, un requisito de vacunas en toda la escuela y otras adaptaciones laborales que explicaron en cartas y peticiones publicadas durante el año pasado.

United Campus Workers of Arizona (UCWA), el sindicato de pared a pared que representa a la facultad, el personal y otros trabajadores del campus, planea organizar un "Funeral por la seguridad pública" para "llorar la muerte de la salud y la seguridad en ASU" el 30 de septiembre.

La carta más reciente de UCWA enviada al presidente de ASU, Michael Crow, los decanos de la universidad y otros líderes el 9 de agosto, solicitaba que se requirieran máscaras en todo el campus y que todos los miembros de la comunidad se vacunen con pruebas quincenales para aquellos que necesitan exenciones. También pidió un pago por condiciones de vida peligrosas para todos los trabajadores en persona y alternativas a la participación en la enseñanza, el aprendizaje o el trabajo en el campus.

Los profesores y trabajadores universitarios dijeron que la administración de la Universidad los ha alentado a ir directamente a un supervisor si tenían inquietudes sobre COVID-19 y necesitaban adaptaciones adicionales.

Richard Newhauser, profesor de inglés y demandante en la demanda, dijo que enfrenta riesgos de salud a diario debido a su vejez. En el campus, dijo que no ha visto a los estudiantes usar máscaras con tanta diligencia fuera del salón como dentro de uno y, por lo tanto, está tomando su vida en sus propias manos. 

Algunos profesores no se sienten tan cómodos criticando públicamente las decisiones que ha tomado la Universidad con respecto a COVID-19. El instructor de inglés David Boyles dijo que esto se reduce a quién tiene la titularidad y quién no; dijo que cuando los profesores llegan a una posición permanente, están casi demasiado cómodos para hablar.

"Los profesores titulares pueden hablar contigo, estar en La Prensa Estatal (The State Press) criticando a Michael Crow tanto como quieran y legalmente no hay nada que la Universidad pueda hacer al respecto", dijo Boyles. 

Antes de unirse al sindicato después de su creación, el ASU Community of Care Coalition comenzó sus esfuerzos para obtener mejores adaptaciones en el campus en respuesta al COVID-19 antes del semestre de otoño de 2020.

Dirigida al presidente Crow y al Arizona Board of Regents, la primera carta del grupo enviada en el verano de 2020 instó a posponer las clases presenciales y alentó las pruebas y la concesión de alojamiento para quienes las habían solicitado.

Laurie Stoff, miembro de la facultad de Barrett, The Honors College y organizadora sindical, dijo que los miembros de la coalición se trasladaron al sindicato porque tiene más recursos para abordar "otros temas como salarios justos y equitativos, beneficios, condiciones de trabajo, contratos, cosas que son más allá del alcance de la pandemia de COVID".

El sindicato planea continuar abogando por un entorno universitario que apoye y proteja a la comunidad en general, sin importar el papel que desempeñe un individuo.

"Debemos tener en cuenta que esta es la primera vez en la historia de Estados Unidos que se han aprobado leyes que prohíben las buenas prácticas de salud", dijo Newhauser. "Es el momento de tomar las medidas necesarias para mantener a salvo a toda la comunidad universitaria".


Comuníquense con el periodista a awaiss@asu.edu o sigan a @WaissAlexis en Twitter.

Denle Like a The State Press en Facebook y sigan a @statepress en Twitter.

Continúen apoyando el periodismo estudiantil independiente y consideren donar a La Prensa (The State Press) hoy.


Get the best of State Press delivered straight to your inbox.

×

Notice

This website uses cookies to make your expierence better and easier. By using this website you consent to our use of cookies. For more information, please see our Cookie Policy.