Skip to Content, Navigation, or Footer.

La decisión del condado de Pima permite la aplicación de la prohibición casi total del aborto

La decisión levanta una orden judicial de décadas sobre una ley anterior a la estadidad, lo que permite a Arizona prohibir casi todos los abortos

prensa-katrinae-alexisw-046.png

El Tribunal Superior del Condado de Pima dictaminó el viernes que el estado de Arizona puede volver a hacer cumplir la prohibición de casi todos los abortos.


El Tribunal Superior del Condado de Pima dictaminó el viernes que el estado de Arizona puede volver a hacer cumplir la prohibición de casi todos los abortos, levantando una orden judicial de la década de 1970 que había bloqueado la prohibición durante casi 50 años. La única excepción, según el fallo, será para los casos en que corra riesgo la vida de una persona embarazada.

La decisión de la jueza Kellie Johnson, que se produce un mes después de escuchar los argumentos sobre una solicitud para levantar la orden judicial sobre la prohibición, significa que las personas que buscan abortar tendrán que ir a otro estado para recibir el procedimiento.

Planned Parenthood Center of Tucson presentó una demanda contra el Fiscal General Mark Brnovich el 20 de julio de 2022, en un intento de evitar que la prohibición del aborto previa a la estadidad de Arizona entre en vigencia después de la anulación de Roe v. Wade, el caso de la Corte Suprema de 1973 que sostuvo que las personas tienen un derecho constitucional al aborto, este verano.

La ley, establecida hace más de 100 años cuando Arizona todavía era un territorio, criminaliza todos los abortos a menos que sean necesarios para salvar la vida de una persona embarazada, sin excepciones por violación o incesto. Planned Parenthood argumentó que los legisladores, incluido Brnovich, hicieron declaraciones confusas e inconsistentes con respecto a si la ley previa a la estadidad u otras leyes promulgadas por la Legislatura después de Roe v. Wade serían aplicables.

Después de que se anuló Roe, los tribunales y los gobiernos estatales de todo el país han tenido diferentes reacciones e interpretaciones. En 12 estados liderados por republicanos, existen prohibiciones sobre el aborto en cualquier momento durante el embarazo. Georgia prohíbe los abortos después de que se pueda detectar un latido fetal, las clínicas de salud en Wisconsin han dejado de proporcionar abortos mientras el estado espera que se decida el litigio relacionado con Roe, y Florida y Utah prohíben el aborto que comienza antes de que la gestación alcance las 20 semanas.

La ley de Arizona más reciente aprobada y firmada por el gobernador Doug Ducey durante la última sesión legislativa permitiría a los médicos realizar abortos hasta la semana 15 de embarazo, una disposición mucho más indulgente que la ley anterior a la estadidad. Sin embargo, tampoco hace excepciones para la violación y el incesto.

Esa ley y muchas otras entrarán en vigor el sábado. Según el portavoz de Ducey, la nueva prohibición seguirá en vigor y será la ley a pesar de la decisión del viernes.

Sin embargo, en la decisión, el juez escribió, "modificar la medida cautelar para armonizar leyes que no existían cuando se presentó la Demanda... es procesalmente impropio".

La oficina del gobernador no respondió a las solicitudes de aclaración adicional.

En junio, Brnovich dijo en Twitter que la ley previa a la estadidad entró en vigencia de inmediato y no sería derogada por la ley más nueva firmada por Ducey.

En la demanda, Planned Parenthood Arizona no estuvo de acuerdo con la interpretación de las leyes por parte de Brnovich y dijo que es "insostenible" que la ley anterior a la estadidad "—que tiene más de cien años— de alguna manera se adelanta a una serie de otras leyes promulgadas posteriormente y penaliza a casi todas las abortos en Arizona, incluso abortos realizados por médicos dentro del marco establecido por la Legislatura".

"Aplaudimos a la corte por defender la voluntad de la legislatura y brindar claridad y uniformidad en este importante tema", dijo Brnovich en un comunicado de prensa el viernes. "He protegido y seguiré protegiendo a los arizonenses más vulnerables".

En un comunicado publicado en las redes sociales, la secretaria de Estado y candidata demócrata a la gobernación, Katie Hobbs, dijo que estaba "indignada y devastada" por el fallo y dijo que no tiene dudas de que tendrá consecuencias terribles. La declaración de Hobbs llamó a los arizonenses a la acción, instando a los elegibles para votar a hacerlo en noviembre.

“El apoyo incondicional de Kari Lake a esta peligrosa ley muestra cuán lejos está dispuesta a llegar para quitarles las libertades a los arizonenses y poner su salud en peligro”, dijo el comunicado. "... Como su gobernador, haré todo lo que esté a mi alcance para proteger este derecho, comenzando por usar mi pluma para bloquear cualquier legislación que comprometa el derecho a elegir".

Según los datos compilados por Planned Parenthood Arizona y otras clínicas de aborto en el estado y citados en la demanda, se realizaron 13.273 abortos en Arizona en 2020, y el 92,5% de ellos se realizaron antes de las 13 semanas de gestación.

"El fallo de hoy de la corte superior del condado de Pima tiene el resultado práctico y deplorable de hacer retroceder a los arizonenses casi 150 años", dijo Brittany Fonteno, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Arizona, en una declaración escrita. "... Permítanme ser claro, este no es el final de la lucha, esta prohibición dañina no tiene cabida en Arizona y persistiremos hasta que se logre".

Los clubes de estudiantes tardaron en responder a la decisión, que se presentó poco antes de las 3 p.m. el viernes por la tarde.

"Cada vida humana individual es digna de protección sin importar el tamaño o el nivel de desarrollo. Estamos felices de ver que Arizona reconoce oficialmente esta verdad", dijo Students for Life en ASU en un correo electrónico.

En una declaración escrita, College Republicans de ASU dijeron que estaban agradecidos por el impacto que tendrá la decisión, ya que "la decisión salvará miles de vidas". El club dijo que "nuestro objetivo no es prohibir los abortos electivos, es acabar con ellos".

Tras el fallo, el afiliado de Arizona de la American Civil Liberties Union dijo en las redes sociales que la decisión fue "una decisión devastadora y marca un día oscuro en la historia de Arizona" y alentó a "los votantes a elegir a quienes harán todo lo que esté a su alcance para proteger el acceso al aborto".

La organización no ha insinuado una apelación, pero es probable.

Esta es una historia en desarrollo y actualizaremos esta página a medida que sepamos más.

Traducido por Yamileth Cabrera.

Editado por Brenda Muñoz Murguia.


Comuníquense con la periodista a rpriest2@asu.edu y sigan a @reaganspriest en Twitter. 

Denle Like a The State Press en Facebook y sigan a @statepress en Twitter.


Reagan PriestPolitics Editor

Reagan Priest is the politics editor, leading coverage of ASU’s relationship to Arizona’s political entities. She previously worked as a social justice reporter for Cronkite News and currently works as a digital production intern at The Arizona Republic.


Continue supporting student journalism and donate to The State Press today.

Subscribe to Pressing Matters



×

Notice

This website uses cookies to make your experience better and easier. By using this website you consent to our use of cookies. For more information, please see our Cookie Policy.