Skip to Content, Navigation, or Footer.

Los estudiantes dicen que la decisión de DACA es un paso en la dirección correcta, pero quieren protecciones permanentes

La administración Biden anunció planes para codificar DACA, pero no incluyó actualizaciones que expandiría la elegibilidad y las protecciones

prensa-daca-protecciones.jpeg

La nueva orden de DACA solo protege a los destinatarios existentes. La mayoría de los graduados de secundaria indocumentados no serán elegibles para ingresar. Ilustración publicada originalmente el 30 de julio de 2021.


El Presidente Joe Biden anunció la decisión final para codificar el programa Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) el 24 de agosto, formalizando el programa y protegiendo a los solicitantes existentes. Sin embargo, los defensores dicen que el cambio no hará lo suficiente para proteger a los estudiantes.

La regulación sería simplemente una protección legal y no establece el camino a la ciudadanía por el que han estado luchando sus defensores.

Ya que la nueva orden sólo beneficiaría a los beneficiarios existentes, la mayoría de los graduados de secundaria indocumentados no serán elegibles para entrar porque tendrían que llegar a los Estados Unidos antes del 15 de junio de 2007.

“Yo tenía mis esperanzas puestas”, dijo José Patiño, director de educación y asuntos exteriores de Aliento, una organización que trabaja con estudiantes documentados e indocumentados. “Si no se actualiza, el programa en sí se volverá irrelevante, por lo que fue decepcionante..”

La decisión final llega después de una década de desafíos a DACA, que se instaló por primera vez bajo la administración de Obama en 2012.

La regla original daba una “acción diferida” sobre la deportación de niños que fueron llevados a los Estados Unidos cuando eran menores de 16 años, pero deben haber estado viviendo en el país desde el 15 de junio de 2007.

En 2017, la administración de Trump intentó poner fin al programa, pero fue bloqueada por varias demandas que finalmente permitieron que los actuales beneficiarios de DACA renovaran su estatus, pero impidió que los nuevos solicitantes lo hicieran. La administración de Biden aún no puede procesar nuevas solicitudes debido a una orden judicial federal.

La regla entrará en vigencia el 31 de octubre, pero posiblemente podría enfrentar desafíos en los tribunales.

María García, estudiante de tercer año de ciencias políticas y estudios transfronterizos, es una estudiante afectada por la orden judicial. Su solicitud de DACA no se puede procesar debido a la orden judicial, a pesar de que ella es elegible para ello.

“Básicamente, he estado esperando para solicitarlo desde que tenía 9 años de edad porque desde que era pequeña, sabía que era indocumentada y vi cómo la vida de mi hermano cambió drásticamente (cuando lo solicitó)”, dijo.

A pesar de que los criterios de elegibilidad no se han actualizado para incluir a estudiantes indocumentados más jóvenes, Lee Bebout, un profesor de inglés en ASU que estudia temas relacionados con DACA, dijo que podría ofrecer esperanza a los estudiantes.

"Espero que pueda dar algún tipo de seguridad y comodidad a los beneficiarios actuales y futuros de DACA, (pero) todavía no es bueno porque el paso final que necesitamos es la ciudadanía", dijo Bebout.

Bebout quiere que se apruebe una legislación federal como la Ley DREAM. La Ley DREAM fue un proyecto de ley presentado en 2001 que esboza un camino hacia la ciudadanía para los adultos jóvenes que fueron llevados ilegalmente a los Estados Unidos como niños. Fracasó en 2012 después de perder el apoyo bipartidista debido al aumento del sentimiento xenófobo.

“Ver a mis estudiantes, que son estudiantes maravillosos, trabajadores muy duros y no diferente a la persona sentada junto a ellos en clase y no se les permitió ir a la universidad e ir a trabajar… Eso me hizo apasionada por los estudiantes indocumentados y sus derechos”, dijo Bebout.

García intentó solicitar DACA durante su segundo año de secundaria, pero la administración Trump detuvo el programa. Volvió a presentar su solicitud en la universidad, pero poco después se emitió la orden judicial y su solicitud se estancó.

“DACA me daría un permiso de trabajo para que yo sepa en el futuro cuando me haya graduado, podré conseguir un trabajo”, dijo García. "No sé cómo sentirme sabiendo que probablemente no podré conseguir un trabajo en lo que estoy estudiando debido a mi estatus".

García es parte de Aliento en ASU, donde los estudiantes comparten actualizaciones e información sobre el programa entre sí para mantener a todos notificados.

“Es importante saber que DACA está bajo amenaza y le ha dado oportunidades a muchas personas”, dijo García. “Los Dreamers deben recibir una solución permanente y no algo como DACA que está dentro y fuera de los tribunales, detenido y no detenido".

Editado por Reagan Priest, Piper Hansen, Sophia Balasubramanian y Kristen Apolline Castillo.

Traducido por Aidan Gamiz y Brenda Muñoz Murguia.


Comuníquense con la periodista a yhan99@asu.edu  y sigan a @yoorihann en Twitter. 

Denle Like a State Press Magazine en Facebook y sigan a @statepressmag en Twitter.


Continue supporting student journalism and donate to The State Press today.

Subscribe to Pressing Matters



×

Notice

This website uses cookies to make your expierence better and easier. By using this website you consent to our use of cookies. For more information, please see our Cookie Policy.